Nuestras redes: I I

Historia del Vestido: Imperio Bizantino


El Imperio Bizantino fue posterior al Imperio Romano y se fundó al final del mismo, en el año 330 D.C.

Se dice que fue una época elegante, elitista y opulenta que se caracterizó por la solemnidad y suntuosidad. La época más conocida de este imperio fue la del emperador justiniano y su esposa Teodora.

En cuanto a la indumentaria podemos decir que su estilo fue una mezcla de los estilos griegos y romanos combinados con la suntuosidad asiática y oriental. Esto es visible en los cortes sencillos de esta época combinados con tejidos de colores vivos, flecos, borlas y bordados con joyería oriental que dieron un toque original a la indumentaria de esta época. Los motivos mas usados de la época fueron los de animales, florales, con escenas bíblicas y también formas geométricas de estilo oriental. Un aspecto novedoso de esta época es la estrecha relación entre el traje eclesiástico y el civil.

En cuanto a la indumentaria femenina podemos destacar las siguientes características:

  1. La intención de las prendas era ocultar la silueta, por lo que llevaba varias capas
  2. En el interior llevaban una túnica ajustada que llegaba hasta los tobillos
  3. Como segunda prenda llevaban un vestido tipo túnica mas corto que dejaba ver la primera prenda y podía ir ceñido a la cintura o por encima de la misma
  4. Como tercera prenda llevaban una especie de estola romana llamada maniakis
  5. Encima de estas llevaban un manto llamado Palla. Algunas mujeres de la época también llevaban velo

Podemos destacar los siguientes aspectos de la indumentaria masculina:

  1. Su vestimenta estaba formada también por diferentes capas. La primera capa era una túnica blanca ajustada que podía llegar a la rodilla o tobillos. Tenía también mangas largas y estrechas.
  2. La segunda prenda era una llamada Dalmática y consistía en una túnica con mangas largas y anchas con incrustaciones de piedras preciosas, tejidos de oro y con motivos bordados de motivos florales o escenas religiosas del cristianismo.
  3. La tercera prenda era la toga, que en algún momento fue restringida a cónsules y luego fue sustituida por el Tablion, pieza cuadrada que iba cosida en la parte delantera del traje con un tejido bordado que llevaba mucho detalle.
  4. La cuarta y última capa podía ser de tres tipos: un simple rectángulo de tejido que cubría la espalda y llegaba hasta los pies; una pieza semicircular que llegaba a los hombros; o también podía ser una capa circular similar a la Paenula Romana, esta podía llevar en ocasiones capucha.

Para terminar, revisemos el traje de la emperatriz Teodora que vemos al final del video:

Lleva un vestido de seda decorado con pedrería y esplendidos bordados de oro con cadenas también de oro y joyas cubriendo su cuerpo. También una gran corona de oro con perlas y esmeraldas que llegaban hasta el pecho. Lleva también la Maniakis adornada con bordados de hilo de oro y piedras preciosas. Encima lleva un vestido de manga corta ajustado con un cinturón adorando también con joyas y flecos en los bordes. Se cubre con un manto purpura bordado con imágenes alusivas a los reyes magos. En la cabeza lleva una diadema, la Stephanos, cubierta de piedras preciosas e hileras colgantes de perlas a ambos lados. Sus zapatos eran cerrados, de cuero blando, de color rojo y con adornos bordados.

---